La filosofía de Bodegas Castillo de Sajazarra se apoya en cuatro principios fundamentales.

La filosofía de Bodegas Castillo de Sajazarra se apoya en cuatro principios fundamentales.

 

1. Somos viticultores. Sabemos que la calidad de un vino comienza en el campo y por eso somos 100% autosuficientes, tanto en Rioja como en Alella. Todas las viñas son propiedad de la bodega y son cultivadas por nosotros mismos. No compramos uva ni vino. Nuestra máxima es “menos bata y mas bota”.

2. Máximo respeto por el medio ambiente y el producto, fuera y dentro de la bodega. Una parte de nuestras viñas son de cultivo ecológico, y el resto se manejan en producción integrada, manteniendo un ecosistema equilibrado y vivo. Dentro de la bodega cuidamos al máximo el vino. No filtramos, ni clarificamos, ni refrigeramos nuestros vinos tintos.

3. Sólo producimos vinos de la máxima calidad que seamos capaces, con el horizonte puesto en elaborar el mejor vino del mundo.

4. Elaboramos los vinos pensando en el disfrute del consumidor, vinos de “trago largo”, que decimos aquí, fáciles de beber pero a la vez complejos y elegantes.